El escenario:

Si en el Viejo Hospital de la Serranía la avería del único ascensor que comunicaba con el resto del hospital obligaba al traslado en ambulancia de los pacientes encamados hacia otra entrada del hospital, el Nuevo Hospital no va a ser menos. Para que el lector se sitúe, en la planta baja del Nuevo Hospital  se alojan, entre otras,  atención al ciudadano, numerosas consultas externas y hemodiálisis. En la primera planta están laboratorio, radiología y urgencias. Ambas plantas se comunican mediante ascensores, escalera convencional y una «magnífica» escalera mecánica o eléctrica.

Tras esta pequeña introducción, entremos en el motivo de esta entrada y … ¡sorpresa! en el Nuevo Hospital estamos ante una situación similar a la del Viejo Hospital, la única diferencia reside en que en el Nuevo Hospital – pese a su espectacular entrada, vestíbulo y  magnífica escalera eléctrica-,  se olvidaron de colocar un ascensor con capacidad suficiente para trasladar pacientes encamados que comunique la planta baja con el resto del hospital. Estamos ante un serio  problema que puede dar lugar a situaciones inaceptables.

Algunas escenas que ya se han dado o pueden acontecer por la ausencia de este ascensor:

Paciente impedido para caminar o permanecer sentado y tiene que ser movilizado en camilla desde radiología a consultas externas. ¿Cómo se trasladaría?, pues en ambulancia por el exterior del edificio.

Paciente que necesita hemodiálisis y está ingresado en el hospital e impedido para ir en silla de ruedas a la sala de hemodiálisis situada en planta baja. ¿Cómo se trasladaría?, pues en ambulancia por el exterior del edificio.

Paciente que acude a consultas externas y presenta un problema de salud inesperado y grave que necesite atención en urgencias y no puede ser trasladado en silla de ruedas. ¿Cómo se trasladaría?, pues en ambulancia por el exterior del edificio.

Paciente que está siendo siendo sometido a hemodiálisis y durante la sesión presenta un problema de salud añadido que requiere atención urgente y  traslado a Urgencias o a la Unidad de Cuidados Intensivos. ¿Cómo se trasladaría?, pues en ambulancia por el exterior del edificio.

¿Se imaginan las escenas? Se lucieron quienes “diseñaron”  “supervisaron” su construcción. Fallos injustificables en un edificio de nueva planta.

Ahora, ¿quién pagará la necesaria actuación que corrija esta anómala e injustificable situación? Ustedes mismos.

Vaya nuevo  marrón para la Gerencia del Área Sanitaria Serranía.

Consejería de Salud: Solución ¡Ya!

Insistimos, señora Díaz & Cía.: si hay que recortar, mejor hacerlo en chapuzas, que no en medios y trabajadores.

En el vídeo adjunto una ciudadana explica perfectamente la situación. ¡Si la gente supiera que sabe!

Anuncios