Ante la falta de material diagnóstico y de protección frente al COVID-19 y la ausencia de información detallada en la Serranía.

Destacado

La escasez de medios diagnósticos y de protección personal, que está poniendo en riesgo a los trabajadores de la sanidad y a la ciudadanía, debe acabar: ¡Ya!

#COVID-19 en la Serranía.

Mediante este comunicado queremos manifestar:

1º. Que la carencia de medios diagnósticos y de protección frente al SARS-CoV2, COVID-19, está poniendo en riesgo a los trabajadores de la sanidad en general y a los de nuestra Área Sanitaria en particular, así como a toda la ciudadanía. Entendemos que esta situación es intolerable e insoportable y vulnera el artículo 40.2 de la Constitución Española que encomienda a los poderes públicos, como uno de los principios rectores de la política social y económica, velar por la seguridad e higiene en el trabajo.

2º. Nuestro apoyo y solidaridad con quienes trabajan en la Sanidad Pública, atención sanitaria de otro tipo, residencias de mayores y centros similares que en condiciones muy difíciles realizan su extraordinaria labor.

3º. Que la información que se está ofreciendo desde la Consejería de Salud y Familias sobre la pandemia es muy genérica y está distorsionada por la escasez de medios diagnósticos. Exigimos a la Consejería de Salud y Familias que aporte información más detallada por comarcas y localidades. La Serranía, gaditana y malagueña, y sus trabajadores de la Sanidad, tienen derecho a conocer qué está pasando en su zona, en sus municipios y centros de trabajo.

Si se quiere eliminar la propagación de rumores y bulos, e implicar aún más a la ciudadanía en la lucha contra la pandemia del COVID-19, la transparencia es la mejor arma para luchar contra todo ello.

4º. Que antes de recurrir a medicalizar hoteles u otro tipo de instalaciones, se habiliten instalaciones hospitalarias actualmente en desuso, como sería el caso de nuestro viejo hospital y futuro Centro Sociosanitario.

5º. Nuestro apoyo y cariño a quienes son presa directa de la pandemia, así como a sus familiares.

6º. Nuestra solidaridad con quienes sufren otros problemas médicos y que como consecuencia del parón asistencial motivado por la pandemia y las políticas de recortes en la Sanidad Pública, se quedan en el gran cajón de la las listas de espera.

6º. Nuestro respaldo al pueblo serrano de Alcalá del Valle que ha sufrido en sus propias carnes la pandemia COVID-19; y nuestro profundo rechazo por la incapacidad de la Junta de Andalucía para ofrecer, al menos, una información veraz sobre esta lamentable asunto. Tenía toda la razón sir Winston Churchill cuando afirmaba que “la primera víctima de la guerra es la verdad”.

#YoMeQuedoEnCasa

¿A QUÉ ESPERAN PARA QUE NUESTRO CENTRO SOCIOSANITARIO DE LA SERRANÍA SEA UNA REALIDAD?

Destacado

¿Se imaginan si esta infraestructura sanitaria fuese ya una realidad? Nos permitiría disponer de otro espacio adecuado para atender a determinados tipos de pacientes afectados por la pandemia del COVID-19.

#YoMeQuedoEnCasa

Estos días de confinamiento en nuestras casas, los que quedan por delante y los que hagan falta, nos llevan a reflexionar sobre determinados aspectos de nuestras vidas, nuestra sociedad, de lo imprescindibles que son los servicios públicos y entre ellos, cómo no, la Sanidad Pública, de su importancia, del elaborado proceso de deterioro y privatización que, en mayor o menor medida, ha sido generalizado en todo el territorio español en los últimos años y evidenciado ante el estrés ocasionado por la pandemia causada por el SARS-CoV2. Una muestra: por un lado, tenemos hospitales con plantas cerradas y, por el otro, se están habilitando hoteles «medicalizados».

Hagamos un poco de historia: corría el año 2013 cuando un grupo de personas de toda la Serranía preocupadas por las falsas promesas de apertura y por la paralización de las obras del Nuevo Hospital, decidió retomar la actividad de la Plataforma que en 1998 habia impulsado la idea de construir un nuevo hospital para la Serranía. Tras numerosas gestiones y superar las reticencias iniciales, se consiguió que el Parlamento de Andalucía aprobara su construcción. Era el año 2001, toda una odisea con final feliz.

Aquella iniciativa no fue una ocurrencia de un grupo de personas ilusas y utópicas, por el contrario, partía de una necesidad acuciante ante el deterioro de nuestro viejo hospital que carecía de espacio y de una infraestructura capaz de soportar una asistencia hospitalaria adecuada para el desempeño de una medicina del siglo XXI.

Todos los serranos, usuarios y trabajadores, recordarán las estrecheces de aquellas urgencias, las habitaciones de 2 y 3 camas, los largos años sin TAC ni RMN, la falta de circuitos limpios y sucios, el hacinamiento de familiares y enfermos por aquellos pasillos, los penosos e interminables viajes a Málaga de quienes iban tres veces por semana a diálisis porque no había plazas para ellos en Ronda, y un largo etcétera de deficiencias que hacían necesaria la apertura de un nuevo hospital con más y mejores prestaciones, y una cartera de servicios ampliada que evitara tanto traslado y sufrimiento.

Hagamos un pequeño esfuerzo e imaginemos cómo afrontaríamos esta pandemia si nuestro Nuevo Hospital no estuviera en funcionamiento. A nadie se le puede escapar que la cantidad de aislamientos que está exigiendo el COVID-19 nos habría llevado rápidamente al colapso con los consiguientes traslados a no se sabe dónde. No queremos ser agoreros, pero hay que saber que dependiendo de cómo se desarrollen los acontecimientos, este escenario no se puede descartar ni siquiera en nuestro Nuevo Hospital.

Una vez conseguida su apertura con sus bondades y deficiencias, que tendrán que subsanarse, se retoma otra cuestión: ¿por qué no reutilizar y adaptar las instalaciones del antiguo hospital para hacer un Centro Sociosanitario público? ¡Otra ocurrencia de la Plataforma¡, dijeron quienes ignoraban que desde 1998, cuando se constituyó la “Plataforma Ciudadana por el Nuevo Hospital Comarcal de la Serranía de Ronda”, sus integrantes habían venido reivindicando que cuando éste fuese una realidad se destinase el recinto y lo que fuera recuperable del edificio del viejo Hospital a la construcción de un Centro Hospitalario Público que integrase la atención social y la sanitaria. Después de diferentes gestiones en el Parlamento de Andalucía y de mociones en ayuntamientos y diputaciones…, se consiguió que nuestra propuesta saliera adelante y que el Parlamento de Andalucía aprobara en febrero de 2018 la creación de un centro sociosanitario en la Serranía y una Red Pública de Centros Sociosanitarios en Andalucía. Una iniciativa surgida de esta Plataforma que caló en diferentes grupos políticos, en numerosas instituciones y en la ciudadanía.

A comienzos de julio de 2019, y gratamente sorprendidos por ello, el actual consejero de Salud informó de la inmediata adaptación del edificio del antiguo hospital como futuro centro sociosanitario, y que éste sería el centro piloto de una futura red de instalaciones de estas características. Asimismo, anunció su puesta en funcionamiento para comienzos de este 2020. La realidad es que en estos momentos todo parece indicar que el inicio de las obras se ha quedado, por el momento, en un puro gesto simbólico.

¿Se imaginan si esta infraestructura sanitaria fuese ya una realidad? Serían unas instalaciones que nos permitirían disponer de otro espacio adecuado para atender a determinados tipos de pacientes afectados por la pandemia del COVID-19. Hagamos un pequeño esfuerzo y veamos el lado positivo de esta maldita pandemia: ¿qué mejor momento que el que desgraciadamente vivimos para que las obras se retomen con brío y se finalicen? Sabemos que no se va a escatimar en gastos en la lucha contra el SARS-CoV2, solo hay que ponerse manos a la obra y en pocas semanas se habilitaría el edificio y se pondría en funcionamiento. Además, no será una inversión efímera porque tendrá futuro.

¿A qué esperan para que nuestro Centro Sociosanitario de la Serranía sea una realidad?

La experiencia de estas semanas, y las que nos quedan, nos muestra la necesidad de un Sistema Sanitario Público y de Calidad, un Sistema Nacional de Salud fuerte, para ello es necesario invertir en infraestructuras, medios y personal.

La sociedad andaluza, y de España en general, necesita una infraestructura sanitaria y sociosanitaria del siglo XXI, así como de un apoyo decidido a la investigación en su rama biosanitaria, así como de una industria publica relacionada con ella.

No hay otro camino que blindar a nuestro Sistema Nacional de Salud de las agresiones de quienes ven en la asistencia sanitaria una oportunidad de negocio y no un derecho reconocido por nuestra Constitución y tratados internacionales.

¡¡Ahora, más que nunca, todos unidos por una Sanidad Pública de Calidad y sin Recortes!!

Comunicado de la Plataforma ante la pandemia del coronavirus SARS-CoV2.

Destacado

Comunicado de la Plataforma (2)

Desde la «Plataforma por el Nuevo Hospital de la Serranía de Ronda y por una Sanidad Pública de Calidad», queremos manifestar nuestro apoyo y nuestra gratitud a todos los profesionales, sanitarios y no sanitarios, que están haciendo posible la atención sanitaria a la ciudadanía de nuestra Comarca, en las circunstancias tan difíciles por las que estamos atravesando.

Todos, cada uno en su puesto de trabajo, ya sea en contacto directo con los pacientes como corresponde a sanitarios y a celadores, como atendiendo la limpieza y desinfección de los centros sanitarios, su mantenimiento, la lavandería, la cocina, las tareas administrativas, sociales y sindicales, los suministros, etc., etc., están desarrollando una labor callada pero encomiable e imprescindible.

Queremos hacer una mención especial por su especial exposición al riesgo de contagio, a las personas que desarrollan su actividad en áreas como Atención Primaria, Urgencias, extrahospitalarias y hospitalarias, Medicina Interna, Laboratorio, Microbiología y Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital que ya en circunstancias normales suelen realizar su labor con gran presión asistencial.

Exigimos:

Esperamos de la Consejería de Salud y de la Dirección Gerencia del Área de Gestión Sanitaria que se provea a nuestra Sanidad Pública de todos los recursos necesarios, tanto humanos como técnicos, para garantizar la mejor atención a los usuarios, así como la seguridad tanto de éstos como la de los profesionales que los atienden y poder así superar los inconvenientes derivados de algunas deficiencias estructurales que ya hemos puesto de manifiesto en numerosas ocasiones, tales como el a nuestro entender inadecuado diseño de la UCI del Nuevo Hospital y Área Maternoinfantil cuya mejora fue aprobada incluso por la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía. Propuesta que contó con el voto favorable del Partido Popular y Ciudadano por entonces en la oposición y ahora en el gobierno de Andalucía.

Lamentamos que no sea una realidad la promesa de apertura de nuestro Centro Sociosanitario en el edificio del antiguo Hospital de la Serranía para comienzo de este 2020 y que fue anunciada en su día por el consejero de Salud y Familias y la alcaldesa de Ronda. Infraestructura que permitiría disponer de un espacio adecuado para atender a determinados tipos de pacientes afectados por la pandemia de COVID-19 causada por el SARS-CoV2.

Finalmente, queremos reseñar que las carencias asistenciales que se están poniendo de manifiesto en todas las comunidades autónomas del estado español como consecuencia de la pandemia de COVID-19 son en gran medida consecuencia de las políticas de recortes llevadas a cabo en la Sanidad Pública.

Es necesario que en paralelo con la lucha contra el SARS-CoV2, responsable de la pandemia, se vaya pensando en no “dejar a nadie atrás”, nos referimos en concreto a la ciudadanía que sufre las largas listas de espera que crecen y crecerán aún mucho más como consecuencia de la pandemia.

Es necesario y urgente que tras superar esta pandemia que nos asola se realice un Pacto de Estado que potencie nuestra Sanidad Pública y la blinde de las agresiones de quienes ven en la Sanidad una oportunidad de negocio y no un derecho reconocido por nuestra Constitución y tratados internacionales.

¡¡Ahora, más que nunca, todos unidos por una Sanidad Pública de Calidad y sin Recortes!!

Situación de la pandemia del Covid-19 a 19 de marzo en el Área Sanitaria Serranía de Ronda

Estado de la pandemia causada por el SARS-CoV2 a 19 de marzo en el Área Sanitaria Serranía. Cristóbal Avilés, representante del Sindicato Médico en el Área Sanitaria Serranía de Ronda, nos informa detalladamente de la situación a fecha 19 de marzo.

La ciudadanía de nuestra Serranía debe y tiene derecho a conocer qué está pasando en su zona. La información que procede de la Consejería de Salud y Familias es de toda Andalucía, muy general. Pensamos que esta política informativa debería modificarse y, además de la información general relativa a Andalucía, se debe ampliar a la situación existente a nivel local, así se evitarían rumores y aumentaría la implicación de la ciudadanía en la lucha contra la pandemia del COVID-19.

#YoMeQuedoEnCasa

Que no se te olvide: ¡los recortes matan!

Cristóbal Avilés, representante del Sindicato Médico en el Área Sanitaria Serranía de Ronda

Comunicado de la Plataforma ante el primer caso confirmado de coronavirus en el Hospital de la Serranía

Comunicado de la Plataforma (1).

Nos hacemos eco de estas noticias aparecidas en medios de comunicación rondeños: «Confirmado un caso de coronavirus en el Hospital de la Serranía de Ronda», «Confirmado el primer caso de coronavirus en Ronda».

Esta Plataforma desea manifestar lo siguiente:

1.- Nuestros mejores deseos por la pronta recuperación de la persona afectada.

2.- Nuestra solidaridad con el personal sanitario y no sanitario implicado en su atención.

3.- Esperamos y deseamos que dicho personal cuente con los medios necesarios, humanos y materiales, para desarrollar con eficacia y seguridad su labor, tanto en el medio hospitalario como en el extrahospitalario.

«EL CORONAVIRUS Y LA SOCIEDAD DE LA MENTIRA GLOBAL»


Ya tenemos en nuestras benditas tierras de España el dichoso coronavirus, y puede que en la Serranía (1). Ante tanto alarmismo no debemos olvidar que estamos ante un virus menos letal que el de la gripe común.

Desde esta Plataforma queremos mostrar nuestro cariño y agradecimiento a quienes trabajan en la Sanidad por su trabajo y dedicación, siempre más expuestos a padecer estas enfermedades transmisibles y otras causadas por su profesión y que sí pueden ser evitadas.

A quienes teman enfermar por este virus, u otros procesos, deben saber que pese a tanto recorte sanitario están en buenas manos y les animamos a que luchen por mantener y mejorar nuestro amenazado Sistema Sanitario Publico.

Sin embargo, hay otros «coronavirus» que no son objeto de tanta atención mediática, que son muchísimo más mortíferos y pese a ello los tenemos asumidos, o nos los hacen tomar, como normales e inevitables cuando en absoluto lo son. Pedro Luis Angosto describe algunos de ellos:

  • «En 2019, seis mil españoles murieron de gripe, una enfermedad tan común como el sarampión que  mata todos los años a miles de personas en África sin que la OMS exija a los Estados miembros que aporten las vacunas necesarias -que valen cuatro perras- para evitar ese genocidio silencioso. Al fin y al cabo, la mayoría son negros».
  • Aunque hay mucha variabilidad en las cifras «En 2018, más de cuarenta mil personas murieron en España por la contaminación ambiental, siendo directamente atribuibles a esa misma causa el fallecimiento de ochocientas mil personas en la Unión Europea y casi nueve millones en el mundo, aparte de los millones y millones que padecen enfermedades crónicas que disminuyen drásticamente su calidad de vida».

Os dejamos este interesante artículo que debe llevarnos a la reflexión y a la acción, pincha en el enlace para leerlo:

https://www.nuevatribuna.es/opinion/pedro-luis-angosto/coronavirus-sociedad-mentira-global/20200226141141171510.html?fbclid=IwAR3L4lcct1gvJUa-uyxoNKuUPR9UbDJHveqfo6MX6GEwGY86k5H-xaxhEeQ

(1). Afortunadamente la familia ingresada no estaba infectada por el coronavirus OVID-19): https://www.laopiniondemalaga.es/municipios/2020/02/27/descartan-coronavirus-familia-ronda/1149164.html

AÚN QUEDAN MUCHAS CUESTIONES POR MEJORAR EN LA CAFETERÍA DE NUESTRO HOSPITAL: LA COLA ÚNICA.

A finales de 2019 en una nota aparecida en esta página hicimos varios comentarios sobre la cafetería del hospital. Entre ellos había una pequeña referencia a la incomprensible falta de reparación del televisor situado en la zona reservada a los profesionales de guardia.

Desconocemos si es pura casualidad, pero pocos días después de aparecer nuestra denuncia se ha llevado a cabo la reparación o reposición del TV. Ya era hora ¡tras seis meses de avería!

Antes de nuestra denuncia

Después de nuestra denuncia

Queda otra cuestión relativa al apartado cafetería y personal de guardia, un pequeño «reto» a superar. Para ser atendidos en la cafetería hay que guardar turno en una única cola compartida tanto por usuarios como personal sanitario. Mientras la cafetería de nuestro hospital no mejore su diseño y tenga una neta diferenciación entre la sección de personal y usuarios, habrá que arbitrar alguna fórmula que evite las largas esperas al personal de guardia para que éste tenga preferencia en ser atendido sobre el resto de usuarios y personal no de guardia. Como esta espera suele ocurrir en horas punta, lo habitual es que exista una excesiva demora en ser atendidos y no es raro que por este retraso almuercen o cenen con excesivo apremio e incluso se queden sin poder hacer hacerlo porque sus servicios han sido requeridos de forma urgente.

La existencia de una única cola ocasiona demoras innecesarias en la atención al personal de guardia que debe tener prioridad sobre el resto de los usuarios de la cafetería.

Desde la dirección de la cafetería, y del hospital, se debe solventar este tema tan aparentemente banal, solo tienen que escuchar y hablar con los afectados.

Aún quedan muchas cuestiones pendientes de ser mejoradas en la cafetería que ya han sido comentadas en otras entradas y sobre las cuales insistiremos.

De nuevo insistimos en que las guardias son obligatorias y casi todas ellas de 24 horas y cada vez más duras. En las últimas décadas los cambios habidos en el modelo de atención sanitaria, junto a tantos recortes en la Sanidad Pública, incluso antes de la actual «crisis económica», con una Atención Primaria abandonada y unas largas e insufribles listas de espera, están ocasionando un flujo creciente de personas hacia las urgencias y el hospital en busca de una solución a sus problemas. Todos estos fenómenos han ido transformando las guardias en interminables y agotadores turnos que afectan a todos los estamentos, pero en especial a servicios como Urgencias o Medicina Interna.

Largas y sobrecargadas jornadas que ponen en riesgo la salud tanto de quienes las realizan como de quienes somos cuidados.

ARDE LA SERRANÍA

Quede bien claro que esta Plataforma es firme partidaria de una asistencia sanitaria pública, con gestión pública directa, y en la que la participación ciudadana, de ciudadanos y profesionales, sea una realidad tangible; sin menoscabo de que asociaciones ciudadanas sin ánimo de lucro se organicen para demandar y prestarse determinados servicios. De hecho, la historia nos dice que las grandes conquistas sociales tienen su origen en demandas de la ciudadanía organizada, sirvan los ejemplos de los servicios públicos sanitarios o el sistema de pensiones.

El caso de la Asociación de Drogodependencias de Ronda y la Comarca (ARDE) es una muestra de lo comentado. Ante el grave problema de las adicciones que asolaron y siguen haciéndolo a nuestra Serranía, un grupo de personas, sensibles y afectadas de forma directa o indirecta por este acuciante drama, iniciaron la ardua labor de atender a los enfermos y sus familias. Una encomiable labor por la que deberíamos estar por siempre agradecidos.

En los últimos meses, en Andalucía, un «cambio de las competencias de drogodependencias y el impago de las subvenciones han causado cierre de centros de rehabilitación, deficiencias en el servicio y la protesta de seis diputaciones provinciales», suspensión que también afectó a ARDE durante unos días y que originó la consiguiente concentración ciudadana ante la sede del Ayuntamiento de Ronda.

Fruto del descontrol con el que se actúa en muchos aspectos en la Consejería de Salud, desde comienzos de este 2020 ARDE ha dejado de prestar el servicio que hasta ahora realizaba, la entidad ha afirmado que la «no renovación del convenio es debida a la falta de convenio o contrato con el titular del recurso, el Excmo. Ayuntamiento de Ronda, para la gestión del Centro de Tratamiento Ambulatorio para el año 2.020».

Este forzado cerrojazo del servicio, que ARDE ya había anunciado semanas antes, ha ocasionado numerosos problemas en la atención del numeroso y vulnerable colectivo afectado. Una muestra más de la «falta de previsión» con la que se actúa desde el SAS que, probablemente espoleado desde algunas instancias municipales, ha asumido precipitadamente la atención de estos pacientes sin disponer en tiempo y forma de todos los dispositivos necesarios para que la atención integral al colectivo afectado se realice sin anomalías ni interrupciones, circunstancia que ha sido motivo de denuncia por parte de ARDE en un reciente Pleno de la Corporación Municipal de Ronda.

Estamos, pues, ante un ejemplo más del abandono en el que tienen sumida a la Serranía, desde afuera y desde adentro.

Bajo el silencio de tanta gente buena, hasta qué punto de sufrimiento y desatención está dispuesta a soportar la gente de nuestra Serranía.

A continuación colgamos por orden temporal los diferentes comunicados realizados por ARDE, Ayuntamiento de Ronda y el Área de Gestión Sanitaria Serranía.

Primer comunicado de ARDE anunciando el cese de su actividad.
El Ayuntamiento de Ronda desmiente a ARDE
Comunicado del Área de Gestión Sanitaria Serranía asumiendo la asistencia.
Último comunicado de ARDE

El 26 de enero las Mareas Blancas convocan concentraciones y manifestaciones en Andalucía.

La Plataforma Nuevo Hospital Serranía – En Defensa de la Sanidad Pública y de Calidad apoya las concentraciones y manifestaciones convocadas en Andalucía bajo el lema:

«LA SALUD ES UN DERECHO, LA SANIDAD PÚBLICA NO SE VENDE»

CADIZ
MÁLAGA
GRANADA
SEVILLA