RUEDA DE PRENSA: HOSPITAL PÚBLICO SOCIOSANITARIO DE LA SERRANÍA

Destacado

RONDA 22 de febrero de 2021

Buenos días a todas y a todos quienes nos escuchan, en nombre de la “Plataforma Ciudadana de la Serranía de Ronda, por una Sanidad Pública y de Calidad”. Muchas gracias a ustedes por su presencia, así como a sus respectivos medios de comunicación, por la atención que nos dispensan.

El motivo principal de convocarles hoy aquí, ante el edificio del Viejo Hospital de la Serranía, y con esta pancarta reivindicativa al fondo, es porque este mes se han cumplido ya tres años desde que el Parlamento de Andalucía aprobó, el día 8 de febrero de 2018, la propuesta de esta Plataforma, a través de la pertinente proposición no de Ley (PNL), para que las instalaciones de este Viejo Hospital Comarcal, ya en desuso, fuesen transformadas en el tan necesario Hospital Público Sociosanitario para toda la Serranía de Ronda, tanto en su vertiente malagueña como gaditana, e incluso para las poblaciones próximas de comarcas vecinas. También se aprobó, en esa misma sesión parlamentaria, consignar una primera partida económica para este Proyecto en los Presupuestos Andaluces del 2018, así como crear una Red Pública Andaluza de Hospitales Sociosanitarios, de la que el de la Serranía de Ronda sería el centro piloto. Y esto fue posible, entre otros, con los votos favorables de las dos formaciones políticas que hoy conforman el Gobierno Andaluz y con el apoyo, casi unánime, de los Gobiernos Municipales de toda la Serranía, mediante las respectivas mociones, así como de la Diputación Provincial de Málaga, presidida entonces por el actual Consejero de la Presidencia, el señor don Elías Bendodo.

Como ustedes saben, esta es una reivindicación muy antigua de nuestra Plataforma, que venimos repitiendo incansablemente desde que la misma se constituyó en el año 1998, para reclamar la construcción de un Nuevo Hospital Comarcal de la Serranía, y la reconversión posterior del Viejo Hospital en un Sociosanitario.

También son conscientes todos quienes nos escuchan, de la gran ilusión que, la aprobación por el Parlamento de esta iniciativa, despertó en la ciudadanía de Ronda y demás municipios de la Comarca de la Serranía, una de las más deprimidas de Andalucía desde el punto de vista económico y social, con una altísima tasa de paro, con una población muy envejecida, con una marcada dispersión geográfica, y mal comunicada interna y externamente. Todo lo cual la hace acreedora, desde hace años, tanto desde el punto de vista asistencial como social, a ser dotada con este tipo de instalaciones. A ello hay que añadir, en una zona tan castigada por el desempleo, las expectativas que creó la aprobación de este Proyecto, sobre todo entre los jóvenes, ante la perspectiva de venir acompañado de empleo público de calidad. No me resisto a leer textualmente, por su belleza, la frase que redactaron los diputados andaluces en el primer punto de la PNL aprobada: “Que los terrenos del Antiguo Hospital de la Serranía de Ronda se destinen a la construcción del necesario Centro Hospitalario Público Sociosanitariode la Serranía de Ronda que, además de mejorar laatención sociosanitaria y de combatir el desamparo de muchas personas de su área de actuación, supondrá un estímulo económico y de empleo para la zona”.

Recordemos que hospitales públicos sociosanitarios llevan décadas funcionando en otras Autonomías españolas y en los países más avanzados de la Unión Europea. Por otro lado, su instalación, y puesta en marcha, no debe entenderse como un gasto para el erario público, y mucho menos como una competencia desleal puesto que se trata del dinero de todos los ciudadanos, sino como una inversión, no sólo en salud y en bienestar social, sino también en términos puramente económicos, ya que una cama de un hospital público de agudos convencional, como p.e. nuestro Hospital Comarcal, supone un costo diario aproximadamente cuatro veces mayor que la de un Hospital Público Sociosanitario.

Por fin vino el espaldarazo definitivo a nuestra iniciativa cuando, el día tres de julio de 2019, el señor don Jesús Aguirre, Consejero de Salud y Familias, anunció que el Gobierno Andaluz había dado luz verde al Proyecto, tanto en lo referente al Hospital Público Sociosanitario de la Serranía de Ronda, como a la Red Pública Andaluza de dichos Hospitales Sociosanitarios, de la que el de la Serranía sería el Centro piloto. También anunció en esa comparecencia pública el señor Aguirre, que en el Consejo del Gobierno Andaluz que se celebraría un mes después, en agosto de 2019, iba a aprobarse una primera partida presupuestaria de 500 000 € para nuestro Hospital Público Sociosanitario, el cual además de Rehabilitación y otros Servicios, contaría con entre 30 y 40 camas, y podría estar operativo a finales de ese mismo año 2019 o a principios del 2020. Todo lo cual le agradecimos en su día, muy sinceramente, desde esta Plataforma, tanto públicamente como mediante escrito personal al señor Consejero. Seguidamente, también la Alcaldesa de Ronda se sumó con entusiasmo públicamente a la iniciativa.

Sin embargo, desde entonces, hace ya más de año y medio, apenas hemos constatado movimiento alguno para reconvertir este Viejo Hospital en el ansiado Hospital Público Sociosanitario, a pesar de la extraordinaria utilidad que también habría podido dársele en estos tiempos de pandemia, en la línea de lo que se está haciendo, p. ej., con el antiguo Hospital Militar de Sevilla. Para más confusión, cada vez que un servidor público ha sido preguntado últimamente por ustedes, los medios de comunicación, por este Proyecto, las respuestas han sido, a nuestro entender, poco concretas y a veces, incluso, desconcertantes, lo que está creando decepción e incertidumbre en la ciudadanía de Ronda y demás municipios de la Comarca.

Como ejemplos, podemos citar, los recortes en la cifra económica anunciada para la primera partida presupuestaria, que pasó de 500 000 € referidos por el señor Aguirre en julio de 2019, a 240 000 € anunciados por el propio señor Aguirre en su visita a Benaoján en otoño del 2019, y a los 170 000 € anunciados por el Delegado Territorial de Salud de Málaga, señor Bautista, en su visita a Ronda en diciembre de 2019. Creemos que es muy importante que se aclare este punto a la ciudadanía y que se inicien las obras cuanto antes.

Con verdadera expectación esperábamos desde esta Plataforma Ciudadana las declaraciones del Presidente de la Junta de Andalucía, señor Moreno Bonilla, en su visita a Ronda en mayo de 2020. Es verdad que animó oírle decir que el Proyecto del Hospital Público Sociosanitario de la Serranía seguía adelante, pero no concretó fechas ni plazos próximos, limitándose a afirmar que sería una realidad en esta Legislatura.

Auténtico desconcierto creó la Delegada del Gobierno andaluz en Málaga, señora Patricia Navarro, cuando en su visita a Acinipo en diciembre de 2020 sembró dudas al afirmar que ahora se iba a estudiar “el uso más adecuado para el Viejo Hospital Comarcal”. Ante eso, nos preguntamos: ¿Es que todavía no se ha estudiado? ¿A qué esperan? Como si ese uso, sin menoscabo de que otras posibles instalaciones puedan hacerle compañía, no estuviera ya más que estudiado y aprobado para el Hospital Público Sociosanitario de la Serranía (véase, a este respecto, la enmienda transaccional que introdujo el Partido Popular en el Parlamento de Andalucía como condición para aprobar el punto segundo de la proposición no de ley relativa al Sociosanitario, que finalmente aprobó, y el propio anuncio del señor Consejero el 3 de julio de 2019). Capítulo aparte merece la confusión que luego creó la señora Navarro con sus disquisiciones entre “continente” y “contenido”. Y, todo ello, sin concretar nada.

Todo esto sólo crea frustración y desencanto en la ciudadanía, que ve cómo las promesas que se nos hacen, no se materializan. Por eso pedimos a todos los alcaldes y alcaldesas de la comarca natural de la Serranía, a las Diputaciones Provinciales de Málaga y Cádiz, y a las diputadas y diputados de la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía, que insten al Gobierno Andaluz a dar prioridad a este Proyecto tan esperanzador, para que el Hospital Público Sociosanitaro de la Serranía se lleve a cabo cuanto antes, con plazos concretos, y que esté operativo en este mismo año 2021, dando a este edificio en desuso nueva vida y utilidad. La situación tan difícil por la que atraviesa desde hace años nuestra sociedad, agravada hasta el límite por la pandemia actual, no admite más dilaciones ni promesas incumplidas.

Como repetían los cientos de ciudadanos en la manifestación del 18 de septiembre pasado:

¡Queremos un Hospital Sociosanitario, cien por cien Público, y lo queremos ya!

En otro orden de cosas, les informamos también de que durante la semana pasada hemos recibido numerosas llamadas y mensajes de alcaldes y de ciudadanos de algunas poblaciones pequeñas de la Comarca, no pertenecientes al Distrito Sanitario de la Serranía, quejándose de que para inmunizar frente al coronavirus a las personas de más de 80 años de sus respectivos municipios, en vez de desplazarse hasta sus consultorios los equipos de vacunación, se les exige a estos ancianos, algunos con graves limitaciones de todo tipo, que vayan a los centros de salud de otros municipios mayores. Entendemos que serán «razones de operatividad», pero hay que comprender también que, por razones humanitarias, de accesibilidad y de equidad, el Servicio Andaluz de Salud debe hacer un esfuerzo, tal y como se ha hecho en las residencias, por llevar la vacuna a estas personas ancianas, lo mismo que a los grandes dependientes, y no al revés.

Hoy hemos sabido, por ustedes, que mañana se celebrará en Ronda un Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Les pedimos, por favor, muy especialmente al Presidente, señor Moreno Bonilla, pero también a todos sus Consejeros, que este acto no sea solamente un gesto protocolario de cortesía con la ciudad de Ronda, que desde luego agradecemos, sino que, sobre todo, sea una excelente ocasión para que se informen de primera mano, y se impliquen a fondo en los numerosos problemas que aquejan actualmente, tanto a los ciudadanía rondeña como a la del resto de las poblaciones de la Comarca natural de la Serranía, entre los que incluimos los recogidos en este escrito, y que estudien y hagan públicas las iniciativas concretas para resolverlos.

En Ronda, a 22 de febrero de 2021.

PLATAFORMA CIUDADANA DE LA SERRANÍA DE RONDA, POR UNA SANIDAD PÚBLICA Y DE CALIDAD

Para la Junta de Andalucía en la Serranía hay ciudadanos de segunda, tercera y … clase

Destacado

Desde esta Plataforma queremos manifestar nuestro profundo malestar y disconformidad con la incomprensible e injustificable política de vacunaciones frente a la covid-19 que la Consejería de Salud está llevando a cabo en la Serranía y en otras poblaciones andaluzas.

En algunas localidades, pertenecientes al Distrito Sanitario de la Vega (Antequera) y al Distrito Sanitario Sierra de Cádiz, sus habitantes (de avanzada edad) tienen que desplazarse fuera de su municipio para que puedan ser vacunados frente a la covid-19, mientras que en otras, como las del Distrito Sanitario Serranía, son y serán vacunados en sus respectivos pueblos.

Exigimos una rápida solución a esta situación que no tiene ninguna justificación desde el punto de vista técnico.

Acaben con esta inequidad ¡Ya¡

Numerosos alcaldes del Distrito Sanitario de la Sierra de Cádiz y de la Vega (Antequera) se han manifestado contra esta incomprensible decisión de la Consejería de Salud.

En la UCI, en nuestro Hospital y en nuestra Atención Primaria, no llueve sobre mojado: ¡Diluvia!

Destacado

Con nuestra UCI llena, y con el Hospital hasta las trancas, trasladar a pacientes críticos a otras UCI de hospitales con menor presión asistencial se ha convertido en una barrera prácticamente insalvable.

La ciudadanía en general está bien informada de las graves circunstancias por la que atraviesa nuestra Sanidad Pública en general y la de nuestra Serranía en particular.

El Distrito Sanitario Serranía y el área de influencia de nuestro Hospital de la Serranía tienen una de las tasas de incidencia de infección del virus de la covid-19 más altas de Andalucía, que se traducen en unos niveles de presión asistencial muy altos.

En el caso de las áreas de atención a los pacientes críticos de nuestro Hospital de la Serranía la situación es muy delicada y está técnicamente en situación de colapso.

Afortunadamente, una suerte de Unidad de Cuidados Intermedios Respiratorios ha echado a andar en estos días con la buena voluntad de los profesionales y directivos implicados; y la Oxigenoterapia Nasal de Alto Flujo, que tanto se echó en falta durante las olas anteriores, ya es una modalidad de soporte respiratorio habitual en nuestro Hospital, si bien los dispositivos siguen escaseando.

En el caso de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) las dificultades para atender a este tipo de pacientes son extremas: Las 10 camas de las que dispone están ocupadas por pacientes covid-19 e incluso ya hay, o ha habido, algún que otro paciente covid-19 con ventilación respiratoria invasiva ingresado en el Bloque Quirúrgico. Una zona en la que según el «plan de contingencia ante la covid-19 parece que no estaría previsto ocupar por este tipo de pacientes.

Pues bien, a este dramático panorama se le añade otra cuestión que nos parece intolerable: Con nuestra UCI llena, y con el Hospital hasta las trancas, trasladar a pacientes críticos a otras UCI de hospitales con menor presión asistencial se ha convertido en una barrera prácticamente insalvable. Un agravante más que pone en riesgo la seguridad de pacientes y profesionales sometidos a una situación estresante sobreañadida.

¿A qué esperan en las altas instancias de la Consejería de Salud para facilitar los traslados de estos pacientes a otros hospitales públicos en los que haya camas disponibles?

Desde estas líneas nuestro mensaje de apoyo a pacientes y familiares, a los trabajadores de nuestra Sanidad Pública que luchan no solo contra la pandemia en tan difíciles condiciones, sino contra las barreras administrativas que desde algunas instancias se les pone para facilitar trasladar pacientes que lo precisen cuando nuestro Hospital no tiene camas disponibles.

Nuestra reprobación hacia quienes callan ante tanto desbarajuste. ¿Donde está la máxima autoridad del municipio más poblado de la Serranía?

Ya no llueve sobre mojado sobre la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), nuestro querido Hospital de la Serranía y nuestra imprescindible Atención Primaria: ¡Diluvia!

Doña Maripaz Fernández, alcaldesa de Ronda, durante una visita al Hospital de la Serranía con motivo del segundo «cierre» de la UCI en septiembre de 2020. Fuente: https://ayuntamientoronda.es/la-unidad-de-cuidados-intensivos-de-ronda-recuperara-su-actividad-esta-tarde/

NUESTRA SANIDAD PÚBLICA COLAPSADA Y NUESTRO HOSPITAL SOCIOSANITARIO CERRADO

Destacado

Los malos presagios se han cumplido, estamos con una atención primaria desbordada y con nuestro Hospital de la Serranía colapsado y, mientras tanto, nuestro Hospital Sociosanitario cerrado.

En este último año y en diferentes ocasiones, ya sea por escrito o mediante rueda de prensa, esta Plataforma ha exigido al Gobierno andaluz que cumpliera con su promesa de reabrir el antiguo Hospital de la Serranía como Centro Hospitalario Pública Sociosanitario que, además de estar dirigido para atender las numerosas necesidades sociosanitarias de nuestra comarca y poblaciones colindantes, también puede ser utilizado en la lucha contra la covid-19, con la ventaja añadida de que los recursos invertidos tendrían posteriormente un uso estable y permanente.

Lo aprobó el Parlamento. Lo aprobó el Gobierno andaluz que lo prometió en julio de 2019 afirmando que estaría abierto para comienzos del 2020. Después nada se ha sabido en concreto del tema.

Un proyecto público que despertó en la Serranía grandes expectativas no solo en el aspecto asistencial sino también en el aspecto económico, que no es poco.

Las noticias que nos llegan en estos días sobre cómo nos está azotando la pandemia de la covid-19 son alarmantes, casi terroríficas: el hospital está saturado, se están habilitando como zonas de encame a áreas de quirófanos, Hospital de Día Médico y Quirúrgico, Rehabilitación…, y si la situación empeora, aún más, se hará realidad el traslado de los pacientes a otros centros sanitarios públicos y privados.

Y todo este estado de cosas está ocurriendo con un personal sanitario escaso, y no solo el hospitalario, ninguneado, desbordado y agotado física y mentalmente, que ha visto como sus demandas y aportaciones han sido desoídas una y otra vez por algunas personas insensatas, que parecen centradas en intereses ajenos a nuestra Sanidad Pública y al interés común.

Estamos ante un panorama dantesco (a estas alturas de la película totalmente previsible) hecho realidad por lado por la imprevisión de quienes nos gestionan y tienen la obligación de velar por nuestras vidas y, por el otro lado, por la irresponsabilidad de unos pocos inconscientes.

Como coreaban los cientos de ciudadanos de toda la Comarca que se manifestaron el pasado 18 de septiembre por las calles de Ronda por una Sanidad Pública de Calidad: Queremos un Centro Hospitalario Sociosanitario cien por cien público, y lo queremos ¡ya!

Rueda de Prensa: ¡Más y mejor Sanidad Pública en la Serranía!

Destacado

Rueda de prensa ofrecida el pasado 19 de enero. La imagen inicial corresponde a la entrada principal del antiguo Hospital de la Serranía y futuro Centro Sociosanitario de la Serranía.

Texto del escrito leído durante la rueda de prensa celebrada el pasado martes 19 de enero

Buenos días a todas y a todos. Muchas gracias por su presencia a ustedes y a sus respectivos medios de comunicación.

En nombre de la “Plataforma Ciudadana por el Nuevo Hospital de la Serranía de Ronda y por una Sanidad Pública de Calidad”, queremos ante todo desearles, a ustedes y al conjunto de la ciudadanía de nuestra Comarca todo lo mejor para este año que ha iniciado su andadura. Que si 2020 fue el año del coronavirus, ojalá que el 2021 sea el de su derrota definitiva.

El día 4 del pasado mes de diciembre contactamos por primera vez, a través una carta, con el actual Director Gerente del Área de Gestión Sanitaria de la Serranía, don Francisco Javier Vadillo. En ella le transmitíamos algunas quejas e inquietudes que los ciudadanos nos habían hecho llegar, a propósito de experiencias propias concretas, así como otras que ya habíamos reflejado en el escrito previo dirigido al Consejero de Salud, don Jesús Aguirre, del que ya informamos a ustedes en anterior rueda de prensa y, del que por cierto, aún no hemos recibido respuesta. Destacamos de dicho escrito al Consejero las quejas tanto de usuarios como de profesionales de la Sanidad Pública, ante la excesiva demora de las listas de espera, en Atención Primaria y en el Hospital.

Pocos días después, recibimos una llamada de la Dirección Gerencia del Área, citando a la Plataforma a una reunión para el día 14 de diciembre, en el Hospital de la Serranía, lo cual agradecimos muy sinceramente. La reunión fue cordial y constructiva y en ella tratamos gran cantidad de temas sobre la atención sanitaria de la Comarca. Debemos decir, que el doctor Vadillo supo escucharnos y no eludió abordar ninguno de los problemas que le planteamos. Incluso, coincidió con nosotros en el modo de enfocar algunas de las soluciones que llevamos tiempo reivindicando, tales como:

  • La preocupación por potenciar las contrataciones de sanitarios en Atención Primaria y Hospital para reducir las listas de espera, así como la de establecer prioridades en las mismas, según patologías.
  • El interés porque se reconozca oficialmente que el Hospital de la Serranía de Ronda es el principal centro hospitalario de referencia, también, para la parte gaditana de la Comarca, y que su demanda, con frecuencia, supera a la de la parte malagueña. Y esta realidad debe reflejarse a la hora de calcular las plantillas de sanitarios y el presupuesto asignados a nuestro Hospital. También reconoció que es imprescindible una mayor coordinación entre el Área de Gestión Sanitaria de la Serranía y el Distrito Sanitario de la Sierra Norte de Cádiz.
  • La decisión de mejorar las instalaciones de la UCI y aumentar su número de camas, que han pasado de seis a ocho, con su correspondiente dotación. Nosotros nos congratulamos, pero pensamos que todo esto debería haberse hecho antes, a principios de verano, y seguimos reivindicando 12 camas, de acuerdo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, en base a la población asistida.
  • También coincidimos en la percepción de que el futuro Centro Hospitalario Sociosanitario deberá dotarse, entre otras, con la Unidad de hospitalización de Salud Mental, acogiendo los ingresos de la misma.
  • Anunció que las instalaciones de Ronda Sur van a acoger próximamente los dispositivos de Urgencias y Emergencias de Atención Primaria y nos aseguró que, esta vez sí, se va a poner en marcha el tan prometido Centro de Día de Salud Mental.
  • Mostró su sorpresa y coincidió con nosotros en la preocupación porque este Hospital no disponga aún de un segundo acceso para entrada y salida de vehículos ni de un paso elevado seguro para peatones.
  • Nos informó de que se está haciendo una inversión importante en tecnología e infraestructuras en el Área. Nosotros le recordamos, entre otros, la importancia de dobles circuitos covid- no covid en consultorios y centros de salud e instalaciones de Urgencias; de adquirir más dispositivos de oxigenoterapia nasal de alto flujo (ONAF) para disponer, como en otros hospitales, de unos Cuidados Medios Respiratorios, muy útiles en el tratamiento de la infección por coronavirus, así como un telemando multifunción para el Servicio de Radiodiagnóstico, tan necesario en la radiología intervencionista y otras (prometido en sede parlamentaria por la anterior consejera de Salud).

Creemos que ha sido un buen comienzo, acordamos mantener reuniones de este tipo con periodicidad y estamos convencidos de que el nuevo Gerente está por la labor de mejorar las condiciones sanitarias de la Comarca de la Serranía. Esperemos que encuentre en Sevilla el respaldo económico que necesitamos.

Y es que hay todavía muchas cuestiones pendientes, que preocupan mucho a la ciudadanía y cuya resolución no puede eternizarse con la excusa de la pandemia, que precisan del apoyo decidido, no sólo de nuestra Dirección Gerencia, sino también de la Consejería de Salud, y algunas, incluso, de otras administraciones:

  • Insistimos hasta la saciedad en que es prioritario acabar con la excesiva demora en las listas de espera, tanto en Atención Primaria como en el Hospital. No es de recibo que una cita telefónica para Atención Primaria, solicitada a través de Salud Responde, tenga una demora de siete días o más. Y si es presencial, ni se sabe.
  • Hay que incrementar las consultas presenciales y hacer plenamente compatible la atención a los enfermos de la covid-19, con la asistencia https://nuevohospitalserraniaya.wordpress.com/2020/12/14/la-verdadera-conspiracion/a usuarios con patologías diferentes de la covid (están desbordadas Cirugía, Traumatología, Medicina Interna General, Cardiología, Neumología, Oncología, Oftalmología, Dermatología, etc.). Como consecuencia, en demasiados casos los pacientes no covid se sienten olvidados.
  • Para conseguir estos dos objetivos es imprescindible hacer más contrataciones de sanitarios de las diversas especialidades y categorías, y en mejores condiciones contractuales, que les muevan a querer venir a esta Comarca. Y esto pasa, en primer lugar por reponer todas las bajas, especialmente por jubilación y reducción de jornada, y por cubrir todas las interinidades y jefaturas vacantes. Es decir, como mínimo, mantener las plantillas. El segundo paso es incrementar dichas plantillas, de acuerdo a las necesidades reales, agudizadas por la pandemia. Buen número de profesionales están agotados y se sienten, en cierto modo, abandonados.
  • Otra cuestión que preocupa mucho a la ciudadanía, que nos pide que exijamos respuestas, es la relativa al futuro del prometido Centro Hospitalario Público Sociosanitario, aprobado tanto por el Parlamento como por el Consejo de Gobierno Andaluces y que ya debería estar operativo hace meses, pero que a pesar de nuestra insistencia y del anuncio hecho en su día (3 de julio de 2019) tanto por el Consejero de Salud como por la Alcaldesa de Ronda, su construcción y puesta en funcionamiento no se ve avanzar lo más mínimo, ni siquiera en tiempos de pandemia en los que hubiera sido de mucha utilidad, mientras que sí se dedican recursos públicos andaluces a medicalizar otras instalaciones no sanitarias. Queremos recordar a nuestros gobernantes que tienen un compromiso firme con la ciudadanía de Ronda y su Comarca; que fueron grandes las expectativas e ilusiones que este proyecto público despertó en La Serranía, tanto en aquellos posibles usuarios, que son muchos dadas las condiciones de la zona, los cuales vieron en este Centro una respuesta a sus necesidades, como en aquellos profesionales que esperaron de él la oportunidad de encontrar un empleo público de calidad. Sin embargo, últimamente, cada vez que un representante de la Administración se refiere a este tema (señor Moreno Bonilla, señora Patricia Navarro, señora Alcaldesa de Ronda, etc.), aporta menos concreción y crea más confusión ¿Qué está ocurriendo? Por favor, no nos decepcionen; sería una equivocación. Como coreaban los cientos de ciudadanos de toda la Comarca que se manifestaron en Ronda por una Sanidad Pública de calidad el pasado 18 de septiembre: Queremos un Centro Hospitalario Sociosanitario cien por cien público, y lo queremos ¡ya!
  • Otro asunto que permanece enquistado y que no se percibe voluntad de resolverlo, es la construcción, también aprobada, del famoso paso elevado para peatones y personas que precisan silla de ruedas, sobre la carretera autonómica A-369, para a acceder caminando al Hospital. Esperemos que no tenga que ocurrir un accidente en el peligroso paso peatonal actualmente existente, para que los responsables políticos de su construcción lo consideren prioritario y se pongan las pilas.
  • Tenemos que volver a insistir en las condiciones deplorables en que, según profesores y alumnos, se encuentra el Centro Universitario de Enfermería, tanto en cuanto a instalaciones, como a insuficiente dotación material y humana, y escasez de prácticas. Entendemos que la Corporación Municipal de Ronda, con el Equipo de Gobierno al frente, deben promover una actuación decidida y coordinada de todas las administraciones implicadas, para resolver cuanto antes esta situación y potenciar la única instalación universitaria de la Comarca, cuya actividad, además de formativa, es una excelente cantera de profesionales y un motor económico.
  • Por último, y tal como está la curva de contagios, creemos imprescindible incrementar el ritmo de vacunaciones anti-covid en nuestra Comarca (que está en torno al 56% de personas vacunadas con la primera dosis), para frenar las posibles olas de contagios que se nos avecinan y dar un respiro a los sanitarios. Entendemos que se deben emplear los recursos económicos que se precisen para que, los profesionales competentes de la Sanidad Pública que lo deseen, destinen una parte de su tiempo libre a esta labor. Esto sí que sería una buena inversión sanitaria, social y económica. En Ronda, a 19 de enero de 2021.

PLATAFORMA CIUDADANA POR EL NUEVO HOSPITAL DE LA SERRANÍA DE RONDA Y POR UNA SANIDAD PÚBLICA DE CALIDAD

LA VERDADERA CONSPIRACIÓN

Esta es la verdadera conspiración: Aprovechar las crisis económicas y utilizar la pandemia de la covid-19, que de entelequia no tiene nada, para deteriorar aún más NUESTRA SANIDAD PÚBLICA.

Provocada la desafección de la ciudadanía hacía NUESTRA SANIDAD PÚBLICA, otrora orgullo nacional, aunque sazonada con mucho de mito y bastante de mentira, el camino hacía una Sanidad Pública a modo de Beneficencia Municipal está allanándose a pasos agigantados. Aquí solo hay un objetivo: engordar los bolsillos y el poder de los de siempre.

El personal sanitario, antes aclamado y ahora denostado, está agotado y escasea: Al menos se jubilan o han jubilado cuatro médicos en el Distrito Sanitario Serranía en los últimos meses, no tenemos datos en este apartado de la vertiente gaditana de nuestra Serranía.

De nuevo una historia que se repite: Un ciudadano ha intentado pedir cita a través de la aplicación Salud (No) Responde y se ha encontrado con la respuesta de la imagen de más abajo. Seguidamente ha realizado varias llamadas telefónicas…, no ha tenido suerte. ¿Siguiente paso?: Acudir en persona a su Centro de Salud con la consiguiente aglomeración de personas y el riesgo que conlleva.

Está visto y comprobado que no dan una, ¿o sí?

Pidiendo cita en Salud (No) Responde

EN ESTADO CRÍTICO LA ATENCIÓN AL PACIENTE CRÍTICO DE NUESTRO HOSPITAL DE LA SERRANÍA DE RONDA

Si ya es habitual que las urgencias del Hospital de la Serranía estén sobrecargadas, imagínense cómo pueden estarlo en estos meses con unas listas de espera disparadas, con la Atención Primaria desbordada y dejada de la mano de Dios y, además, todo ello en plena segunda ola de la covid-19.

A este estado de cosas se le ha añadido otro elemento que lo empeora todo aún más: Con el objetivo de finalizar la ampliación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), se ha procedido en estos días al traslado provisional de la UCI al Hospital de Día Médico-Quirúrgico, aunque no para ampliarla a las 12 camas que nos corresponderían según la población que atiende nuestro Hospital, sino para poder tener las ocho camas que en junio afirmaron que ya estaban disponibles y luego que para principios de septiembre. Una UCI cuya actividad ha quedado prácticamente limitada a pacientes covid-19, aunque de facto ya lo estaba.

Y en estas circunstancias, ¿qué está sucediendo con los pacientes no covid-19 que requieren ingreso en la UCI?:

  • Aquellos enfermos que ingresan desde urgencias se quedan y permanecen más tiempo del habitual en el Área de Observación del Servicio de Urgencias; cuya capacidad se estira como si fuera un chicle, al igual que lo hace su ninguneado personal que, una vez más, está al borde del desplome.
  • Los pacientes ingresados en plantas de hospitalización convencional, en su gran mayoría de Medicina Interna, y con necesidad de cuidados intensivos se mantienen en la planta hasta que puedan ser trasladados al Hospital Clínico o ubicados incluso en la propia Observación. Todo ello incrementa la carga de trabajo y el estrés al personal sanitario que los atiende y ocasiona una pérdida de la calidad asistencial.
  • Otros pacientes quedan en la Unidad de Recuperación Postaanestésica, a cargo generalmente del especialista en Anestesia y Reanimación.

Mientras tanto, el especialista de Medicina Intensiva de acá para allá.

Todo un desaguisado fruto de la más absoluta falta de diligencia y previsión de nuestros gestores que, una vez más, se van de rositas.

Otra importante cuestión: El inusual aumento del número de traslados al Hospital Clínico ha suscitado tal malestar en ese centro que, al parecer, altos cargos del mismo han visitado nuestro Hospital para comprobar la situación in situ. El Hospital Clínico también soporta una alta presión asistencial y como hospital de referencia tiene que asumir las deficiencias o las patologías que no pueden asumir los hospitales que de él dependen.

Tampoco debemos olvidar que el traslado de un paciente a un hospital de referencia, sea crítico o no, suele acarrear muchos inconvenientes de todo orden, tanto al doliente como a su familia, y que son injustificables cuando la derivación es inadecuada.

En fin, como decía recientemente un profesional de nuestro Hospital: «Si tienes que ingresar en la UCI por un infarto de miocardio pídele a Dios que seas covid-19 positivo».

La Serranía Sin la Oxígenoterapia de Alto Flujo con Cánula Nasal que Necesita

La Oxígenoterapia de Alto Flujo con Cánula Nasal es el tratamiento con oxígeno más recomendado para los pacientes COVID-19 graves y no está disponible para la mayoría de los pacientes hospitalizados en nuestro centro.

Hace unos días denunciábamos la ausencia en nuestro Hospital de una Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios, o algo que se le parezca. En la misma, hacíamos una referencia a las cánulas nasales de alto flujo, una alternativa a la oxígenoterapia convencional introducida hace pocos años. Estos dispositivos pueden suministrar a pacientes con insuficiencia respiratoria aguda hasta 60 litros por minuto con mejoría evidente de su oxigenación. Si la insuficiencia respiratoria aguda, la falta de oxígeno ya sea por covid-19 o por otra causa, no puede corregirse con medios habituales como las cánulas o gafas nasales y las mascarillas faciales se recurre a otras medidas como cánulas nasales de alto flujo, la ventilación mecánica, sea no invasiva o invasiva; en esta última se introduce al paciente un tubo en la tráquea, se le induce un coma medicamentoso y se le oxigena mediante un respirador.

Cuando las cánulas nasales de alto flujo están indicadas representan la mejor opción terapéutica y la más cómoda de las restantes opciones de oxígenoterapia. Esta modalidad de terapia genera muy poco aerosol, por lo que el riesgo de contagio es mucho menor. Cuando el paciente está con cánula nasal de alto flujo sufre menos estrés, puede comer, beber y comunicarse con sus cuidadores de un modo más fluido; además, la adherencia al tratamiento es mayor y el consumo de tiempo de cuidados del personal sanitario disminuye en gran medida. Ya sabemos que el personal sanitario escasea.

¿Qué ocurre en nuestro Hospital?, pues que hasta hace unas dos semanas tan solo disponíamos de dos equipos de cánulas nasales de alto flujo. Afortunadamente, desde hace unos días ya contamos con algunos dispositivos más, pero solo en los servicios de Urgencias y Cuidados Intensivos. En cambio, el Servicio de Medicina Interna que soporta el mayor número de pacientes ingresados, no tiene estos aparatos, pese a que están solicitados desde hace tiempo. En otros hospitales, las plantas de hospitalización convencional si disponen de este sistema de oxígenoterapia.

En fin, otra muestra más de que nos tratan como ciudadanos de segunda clase.

¡Ni un minuto más sin cánulas nasales de alto flujo en las plantas de hospitalización convencional!

Nos discriminan: el Servicio de Urgencias de Nuestro Hospital de la Serranía carece de doble acceso y circuito para covid-19 y no covid-19.

En el Hospital de la Serranía no disponemos ni de accesos ni de circuitos nítidamente diferenciados con el riesgo de contagio que ello conlleva, en cambio en el Hospital de Antequera (nuestra querida ciudad hermana) y en otros hospitales sí disponen de ellos.

En esta ocasión, comentaremos algunos aspectos de las actuaciones llevadas a cabo en el Servicio de Urgencias de nuestro Hospital de la Serranía como una muestra más de lo que consideramos una gestión inadecuada y un trato discriminatorio para la Serranía.

Situémonos: Estamos ante dos escenarios diferentes que comparten un tiempo común, pero no el lugar ni la respuesta que desde el Gobierno andaluz se les ha dado. Nos referimos a las actuaciones llevadas a cabo en las urgencias de los hospitales comarcales de Antequera y de la Serranía, respectivamente.

  • Primer escenario, julio de 2020: «El Hospital Comarcal de Antequera está reorganizando la entrada a sus urgencias para establecer dos accesos diferenciados de cara a futuras pandemias como la del coronavirus, con el fin de aislar a sospechosos y evitar riesgos al resto de personas que acudan al centro, según explicó el delegado provincial de Salud, don Carlos Bautista… El delegado, señor Bautista, recalcó que las mejoras buscan anticiparse a lo que pueda llegar en otoño con la época de la gripe y a posibles rebrotes de la Covid-19». El delegado de Salud apuntaba que la adaptación de las Urgencias hospitalarias de Antequera se haría «para disponer de forma permanente dos circuitos: respiratorio y normal». A fecha de hoy esta reforma es una realidad. Desconocemos si es la idónea pero, al menos, existen ya dos circuitos plenamente diferenciados. Total de inversión: 600 000 €.
  • Segundo escenario, julio de 2020: «El Área de Gestión Sanitaria Serranía de Ronda ha comenzado a acometer una serie de obras encaminadas a la remodelación de diferentes espacios asistenciales con el objetivo de adecuarlos a las necesidades derivadas de la situación excepcional que estamos viviendo con la covid-19. Se dijo entonces: Estas obras que han sido presentadas hoy por el delegado de Salud, don Carlos Bautista, son compatibles con el desarrollo de la actividad asistencial y está previsto que finalicen a principios de septiembre». Y continuaba el medio rondeño: «… se va llevar a cabo una remodelación de la Observación de Urgencias del Hospital de la Serranía de Ronda… Esta intervención, con una inversión que supera los 87.000 euros, también posibilitará mantener dos circuitos diferenciados, uno destinado a pacientes con problemas respiratorios y otro a pacientes no respiratorios, así como accesos diferenciados a los mismos»… «Don Carlos Bautista ha explicado que la Unidad de Cuidados Intensivos va a ampliarse con dos puestos adicionales, pasando de 6 camas a 8. Todos los trabajos contemplados en la Unidad Cuidados Intensivos y en el Hospital de Día Médico-Quirúrgico suponen una inversión de más de 152.000 euros, según ha indicado el delegado».

Así pues, según los datos indicados anteriormente, la Consejería de Salud ha invertido o invertirá en nuestro Hospital de la Serranía 239 000 € (Urgencias 87 000 € y UCI más Hospital de Día Médico-Quirúrgico 152 000 €), mientras que tan solo en Urgencias del Hospital de Antequera invertirán 600 000 €. ¡Ahí es nada la diferencia! Más aún, si nos vamos a datos más recientes aportados por el Gobierno andaluz, el trato discriminatorio se amplía, pues las inversiones en el Hospital de Antequera ascenderán a 1 600 000 €, entre ellas en el Área de Digestivo. En honor a la verdad, en esa partida de 1 600 000 € va incluida la construcción de un quinto quirófano, del que sí dispone nuestro Hospital, aunque nos falten cirujanos, traumatólogos, dermatólogos…

¿Cual es la situación actual en nuestro Hospital?:

  • Al parecer han acabado las actuaciones previstas en el Servicio de Urgencias que indudablemente han supuesto un avance respecto de lo existente; sin embargo, las aportaciones de mejora de las reformas realizadas por profesionales han sido desoídas en su mayor parte. Una excelente oportunidad que no ha sido aprovechada y que habría permitido que nuestro Hospital de la Serranía dispusiera de «dos accesos diferenciados de cara a futuras pandemias como la del coronavirus» y de «forma permanente dos circuitos: respiratorio y normal», tal como afirmó el delegado de Salud cuando visitó las obras del Hospital de Antequera. Así pues, en el Hospital de la Serranía no disponemos ni de accesos ni de circuitos nítidamente diferenciados con el riesgo de contagio que ello conlleva, en cambio en el Hospital de Antequera (nuestra querida ciudad hermana) y en otros hospitales sí disponen de ellos.
  • Las anunciadas ampliaciones y reformas de la UCI, que comenzaron tarde y mal, cuyas obras continúan y debieron haber concluido en septiembre, como afirmó el señor Bautista; y ahora, en plena pandemia trasladan la UCI provisionalmente al Hospital de Día Médico-Quirúrgico, en un intento de acelerar las eternas actuaciones que en ella se están realizando, aunque no se ampliarán la camas hasta las 12 que nos correspondería por la población que atiende nuestro Hospital.

Pareciera que una siniestra mano mueve los hilos en nuestro Hospital y Área Sanitaria de la Serranía impide que cuando se tiene la ocasión de hacer las cosas bien no se hagan.

El señor Bautista, delegado de Salud de Málaga, vino este pasado mes de julio para confundirnos y contarnos verdades a medias, al igual que lo hizo en diciembre de 2019 cuando anunció el inicio de las obras de nuestro Centro Sociosanitario de la Serranía, ahora paralizadas sine die.

Sin duda alguna el señor Bautista miente y ningunea a la Serranía.

Definitivamente, a la gente de la Serranía nos consideran de segunda clase.

Fuente: CharryTV